El deporte se ha convertido en las últimas décadas, y sobre todo en los últimos años, en una parte esencial en la vida de un gran número de personas, y es que son cada vez más las personas que se conciencian de los beneficios que otorga a la salud el hecho de practicar algún tipo de deporte o ejercicio físico ya que nos ayuda a vernos bien tanto por dentro como por fuera, ayudándonos a mantener nuestra salud y también nuestra forma física. Pero antes de adentrarnos en el mundo de la práctica de algún tipo de ejercicio físico o disciplina deportiva, debemos tener en cuenta de que es necesario contar con el mejor equipo necesario para la práctica de cada deporte, algo en lo que las zapatillas juegan un papel fundamental, y las zapatillas de la marca Munich dan buena prueba de ello

Las zapatillas deportivas de cordón de la marca Munich, a pesar de su nombre, son de origen y fabricación española, ya que la marca tiene su sede principal y oficial en la localidad barcelonesa de Capellades, mientras que cuenta con una planta de producción en la también localidad catalana de Vilanova de Espoya. Así, Munich se ha convertido en una marca de referencia en el mercado de zapatillas deportivas con cordón, sobre todo a nivel nacional, aunque también tiene proyección internacional en otros continentes como Asia, donde ha llegado hasta Japón, así como en diversos países de Europa.

Cada año, la marca de origen catalán vende casi un millón de pares de zapatillas en todo el mundo, contando además con más de 300 tiendas y puntos de venta oficiales a nivel nacional, haciéndose popular gracias a la gran calidad y comodidad de su calzado deportivo, además de por su imagen de marca y logotipo en forma de X.

Aunque es cierto que actualmente otras muchas marcas de zapatillas deportivas con cordón cuentan con mayor visión internacional y mayor popularidad, lo cierto es que la marca de zapatillas deportivas Munich cuenta con una larga trayectoria, pues la compañía fue fundada a finales de la década de los años treinta del siglo pasado, concretamente en el año 1939, por el empresario catalán Luis Berneda, quien fundo la empresa e la localidad catalana de San Baudilio de Llobregat con el nombre inicial de Berneda, haciendo honor al apellido del fundador y dueño inicial de la empresa.